29.5.07

El gallipato - Pleurodeles waltl (Michahelles, 1830). Los gallipatos de Miguel

Miguel Llop nos ha hecho llegar cierta información, sobre los gallipatos, que nos parece interesante compartir y divulgar.



El gallipato es un urodelo grande, que puede alcanzar una longitud total de 312 mm. Cabeza aplastada, muy ancha en su parte posterior. Cuerpo cubierto con verrugas con punta negra. Posee en los costados una hilera de manchas amarillentas o anaranjadas. Sin cresta en el cuerpo. Cola lateralmente comprimida.

Especie casi amenazada en España, está en regresión en el este pensinsular.

Se distribuye por la meseta castellano-leonesa, centro y sur peninsular excepto el extremo sudeste. También se encuentra en el sur de Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia. Especie propia de altitudes bajas, vive desde el nivel del mar hasta los 1.000 m de altitud, haciéndose rara por encima de ésta y alcanzando en algunos puntos los 1.480 m.

Se encuentra en áreas de bosque mediterráneo y sus etapas de sustitución, cultivos y zonas húmedas. Tiene dos fases, una terrestre y otra acuática de duración variable. Durante la fase terrestre pasa el verano enterrado o bajo piedras. Durante su fase acuática se encuentra en todo tipo de masas de agua naturales y artificiales de relativamente gran tamaño y profundidad y escasa corriente. En algunas poblaciones está todo el año en el agua.

Se alimenta en el agua de una gran variedad de invertebrados, sobre todo larvas de insectos, crustáceos, oligoquetos y moluscos. Ocasionalmente captura larvas de anfibios y peces. Las larvas de gallipato se alimentan sobre todo de crustáceos y larvas de insectos.

Reproducción acuática, primaveral en el noroeste ibérico, otoñal e invernal en el sur. Los machos en celo tienen la cara interna de los brazos con rugosidades negruzcas. Las hembras hacen una puesta anual de 328-1.303 huevos. El desarrollo larvario dura unos tres meses. Algunas larvas no sufren la metamorfosis y permanecen en el agua, adquiriendo morfología de adultos con retención de las branquias.


Cuenta para defenderse con un mecanismo único en anfibios, que consiste en hacer salir por los costados las costillas cuyas puntas se impregnan de secreciones tóxicas de la piel, lo que puede hacer desistir a un depredador de ingerirlo.

Especie nocturna, su periodo anual de actividad se extiende desde febrero a octubre en la meseta castellano-leonesa.

Activo todo el año en las regiones meridionales. Solamente se relacionan entre sí durante el período reproductivo.

Saludos,

Miguel